VIOLENTÓMETRO y TU PAREJA ADICTA

Violentómetro

Podrías decir que tu pareja te ha violentado si puedes contestar afirmativamente del violentómetro, 1 de estas oraciones

  • Te prohibió contacto con algún amigo/a, compañero/a de estudio o de trabajo.
  • Se enceló de algún familiar o amigo/a.
  • Te insultó con palabras hirientes.
  • Se expresó de ti de manera desagradable.
  • Revisó en tu ausencia pertenencias personales, como celular, correo electrónico, cuadernos y redes sociales.
  • Te presionó con silencio o indiferencia para que cambiara algún comportamiento.
  • Pellizcos, empujones, jalones de cabello, patadas e, incluso, de ahorcar o asfixiar y forzarle a una relación sexual

Los Datos

Los datos arrojados por el estudio del Instituto Politécnico Nacional encendieron alarmas sobre la problemática que viven las personas en su vida en pareja. Se logró identificar violencia física y psicológica en situaciones que se perciben como normales, muestra de cariño, atención y amor.

Es urgente hacer conciencia de la violencia que viven las parejas, en el caso más específico con las adicciones ya que se van perdiendo los límites del respeto al otro. Las relaciones amorosas son amplias, diversas y complejas. En la actualidad existen otros tipos de vínculos, pero la pauta que se repite es la práctica de mandatos, conducta y roles adquiridos en la infancia. Éstos roles conllevan violencia en grandes cantidades, vistos como algo cotidiano y bueno.

La violencia que vive una pareja adicta se va volviendo cada vez más violentas hasta llegar a agresiones físicas o muerte. Al normalizar la violencia que vive y ejerce tanto el adicto como el codependiente se refuerza la dependencia uno del otro y es más difícil terminar la relación.

El violentómetro se divide en tres niveles de diferentes colores que simulan lo que especialistas denominan “escala de violencia”. Desde el primer color se deben de tomar medidas de alerta y no pasarlas por alto.

¡Ten cuidado! la violencia aumentará (Violentómetro en Amarillo)

¡Reacciona! no te dejes destruir (Violentómetro en Rojo)

¡Necesitas ayuda profesional! (Violentómetro en Azul)

Las secuencias que se muestran en este material del Violentómetro no son consecutivas, sino que pueden ser experimentadas de manera intercalada. Lo que han demostrado los estudios es que la violencia crece exponencialmente con forme pasa el tiempo. Debido a que la regla representa una escala de violencia gradual, inicia señalando las manifestaciones más sutiles, posteriormente las más evidentes y por último las manifestaciones más extremas.

Violentómetro: Lo que se vive en el nombre del Amor

En el nombre del amor se hacen muchos actos de violencia, se consideran los celos “tiernos” como demostración de amor. De igual manera las bromas hirientes se consideran como divertidas. Son actitudes que se aprenden desde la infancia en la manera en que los padres se comportaban. Esto es una actitud que permite o ejerce violencia sobre la pareja o uno mismo.

Como la violencia psicológica no es tan llamativa, se puede dejar pasar por alto justificando que la pareja estaba enojada, tenía un mal día o tiene un carácter fuerte. No es justificación para ejercer violencia de ningún tipo y se debe de detener en el momento. Al final la violencia física transgrede en un nivel corporal y mental, dejando un trauma severo en la personalidad del violentado. Algunos de los síntomas al vivir violencia son:

  • Baja autoestima
  • Conductas autodestructivas
  • Pensamientos suicidas
  • Pérdida de sentido de vida
  • Codependencia
  • Manejos altos de estrés
  • Falta de sueño
  • Falta de hambre

Por último cuando tu pareja te ha violentado de forma constante, en un consumo de alcohol o drogas es muy normal que la violencia vaya creciendo. Se vuelve peligroso para el violentado porque la persona adicta en consumo no es consciente de las consecuencias de sus actos y es controlado por la impulsividad. Por tal motivo es importante que acudan a una ayuda profesional para tratar los temas de adicción y violencia.

 

Psic. Edgar Omar Arana

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.