PROCESO de REHABILITACIÓN para ALCOHÓLICOS

Proceso de Rehabilitación para Alcohólicos

El proceso de rehabilitación para alcohólicos y drogadictos que utilizamos en la Clínica Pacífica es el modelo Minnesota. El tratamiento consta de 35 días de internamiento el cual es un proceso intensivo y de corta duración.

Focaliza el tratamiento en un ámbito multidisciplinario: psicológico, psiquiátrico y médico. El equipo consta de psicólogos, enfermeras, trabajadores sociales y algunos alcohólicos en recuperación.

Se entiende la adicción como una enfermedad crónica, degenerativa y mortal. De igual forma el concepto de adicción es una enfermedad sin cura, con un cuidado continuo en recuperación. Se enfoca al paciente a una recuperación espiritual, reinsertarlo en la sociedad en lugar de ignorarlos y excluirlos.

Dentro del proceso de rehabilitación para alcohólicos y drogadictos, al paciente se le da terapia individual, psiquiátrica y grupal. La filosofía básica del proceso de rehabilitación adopta los conceptos del Programa de los Doce Pasos de Alcohólicos Anónimos. Pacientes internos y ex pacientes se juntan y comparten sus experiencias de vida y consumo en un espacio seguro donde pueden ser contenidos por el mismo grupo.

El objetivo del modelo Minnesota y de nosotros como clínica es que el paciente desarrolle metas a corto plazo. Las metas a corto plazo en el proceso de rehabilitación a alcohólicos y drogadictos son:

  • Reconocerse como un enfermo y que la familia entienda la los síntomas de su enfermedad.
  • Admitir que necesita ayuda ante una enfermedad que no tiene cura.
  • Identificar cuáles son las conductas que tiene que cambiar para vivir su enfermedad de una forma positiva y constructiva.
  • Debe de desarrollar un programa de cuidado continuo y estructurado como una red de apoyo.

Proceso de Rehabilitación para Alcohólicos

El trabajo de los ex pacientes en rehabilitación es comunicar la filosofía de AA, ser un modelo de recuperación para los internos. Se observa que al tener un grupo controlado, estabilizado donde no viven violencia física ni verbal; se puede tener una rehabilitación significativa.

La meta de los encuentros grupales es que los pacientes se identifiquen con sus compañeros, se acompañen en sus problemas relacionados con el alcoholismo. Cuando un grupo de compañeros de sufrimiento se junta para compartir sus problemas crónicos y comunes, se dan cambios positivos.

Una de las herramientas que utilizamos en Clínica Pacífica para el proceso de rehabilitación en alcohólicos y drogadictos es el “hermano mayor”. El “hermano mayor es el paciente interno que lleva más tiempo internado. Da el ejemplo de comportamiento a sus compañeros. Dan explicaciones sobre la comprensión y experiencia personal de los Doce Pasos.

Otro objetivo es ayudar a que la familia del adicto entienda el proceso de rehabilitación en alcohólicos y drogadictos que lleva la clínica. Damos orientación personalizada por parte del terapeuta y psiquiatra. De la misma manera se imparten sesiones entre la familia y el paciente para mejorar la comunicación. Es de gran importancia la consideración de los síntomas de co-adicción por parte de las familias. En pocas palabras es la persona dependiente a la persona adicta. Normalmente está al cuidado de su familiar adicto y su vida gira en torno al alcohólico o drogadicto.

Por último en el proceso de rehabilitación para alcohólicos y drogadictos que llevamos en Clínica Pacífica, basado en el Modelo Minnesota se establece una red de servicios esenciales donde el tratamiento es un cuidado continuo. El adicto permanece en contacto para recibir apoyo y seguimiento por parte del equipo terapéutico para poder afrontarse a su ambiente anterior.

 

Por PSIC. OMAR ARANA FERNÁNDEZ

Psicólogo del Equipo Psicoterapéutico de Clínica Pacífica

 

 

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.